Menú Cerrar

Los eventos como herramienta de marketing

La celebración de un evento, especialmente si es presencial, es una forma de comunicación directa con clientes actuales y potenciales. Se crea un vínculo entre el consumidor y la propia marca, a través del cual se genera la imagen positiva de la empresa.

Un evento genera sensaciones, emociones y experiencias en los asistentes, de forma que recordarán la acción y será su primer contacto con nuestra marca u organización. Por ello, es muy importante incorporar con este tipo de acciones que complementen un buen plan de comunicación y relaciones públicas.

Desde el punto de vista estratégico, nos permite generar impactos directos e interactivos con clientes o con otras empresas, creando una experiencia real de interacción y consumo entre ambos. A través de ellos conseguiremos:

  • Visibilidad: los clientes y asistentes disfrutarán de las ventajas de nuestros productos y servicios. Así, mostraremos de manera fiel lo que vendemos y generaremos una experiencia de compra más realista. Se generará recuerdo de nuestra marca y se unirá a una vivencia memorable.
  • Interés: una de las finalidades de nuestra convocatoria debe ser crear una necesidad en nuestros asistentes, para que recurran a nosotros de la forma más inmediata. Por ello, debemos crear un evento único al que nuestro público quiera acudir: clientes, proveedores y competidores deben mostrar interés por formar parte de la convocatoria.
  • Valor de marca: nuestra imagen de marca se vuelve más creíble, además de que tenemos la ventaja de poder venderla y defenderla.
  • Posible fuente de ingresos: podemos conseguir un retorno de la inversión, ya sea mediante la captación de nuevos clientes o mediante la incorporación de esta estrategia a nuestro plan regular de marketing.

Por ello, desde 3AW recomendamos potenciar esta herramienta de PR ahora que el fin de la pandemia nos lo permite y ponemos a su disposición toda nuestra experiencia y potencial para llevar a cabo un evento que cumpla todo lo anterior.